lunes, 3 de noviembre de 2008


Noviembre 2008. INICIO. Karina es una importante modelo entregada a su profesión aunque por ello tenga que sacrificarse a si misma e incluso al amor. Karina es el orgullo de su padre, un hombre dedicado al imperio de la moda y también de Laura, su prima, quien trabaja con Braulio, padre de Karina, supervisándolo todo en la casa de modas que poseen y de la que Karina es la estrella principal, cosa que llena de envidia a Mónica Quijano, su más grande rival.
Karina vive atormentada por el recuerdo del pasado y por una mala experiencia amorosa, cosa que llena de orgullo a su envidiosa prima Laura, quien se ha enamorado de Joel Villareal, un apuesto modelo internacional que ha llegado al país para trabajar y con el que sale a cenar, asegurándole que los dos se van a entender muy bien, sin sospechar lo que depara el destino.

Braulio Lombardo presenta los diseños de su empresa y en desfile conoce a Joel, quien al verse frente a frente con Karina queda enganchado a ella y la invita a cenar después del evento. Ella se niega pues tiene compromisos con su padre. Laura se encarga de dar a Joel la tarjeta con su teléfono, pues se ha interesado en él.

Leonarda Lombardo, cuñada de Braulio, vive con éste, bajo su protección, desde que enviudó. Nadie sospecha que su marido y su cuñada mantenían amores en su pasado y que por eso murieron juntos en un accidente. Es complaciente con su sobrina e incluso con su hija, Laura, quien a veces siente que su madre ama más a su prima.

Laura y Karina se divierten en un antro, donde se encuentran con Joely  Eric, otro modelo, quienes bailan con ellas. Joel le confiesa a Karina estar interesado en ella pero es rechazado puesto que Karina asegura no tener intenciones de enamorarse de nadie. Laura trata de ser cortés con él pero es rechazada, por lo que debe conformarse con Eric. Se encuentra con Mónica, con la cuál se divierte destrozando a Karina, pues las dos le tienen mucha envidia.

Leonarda cuenta a Braulio su preocupación por Karina, quien ha estado sola desde la muerte de su madre y pareciera que no quisiera unir su vida a ningún hombre. Para Braulio es un orgullo que su hija no quiera separarse de él.

En su soledad, Karina recuerda cuando era niña y descubrió a su madre en la cama, con su tío, el padre de Laura.

Laura llora, atormentada, pues sabe que toda su vida la ha dedicado a cuidar de su prima y a conformarse con las sobras de ésta. Asegura estar harta y jura que llegará su oportunidad para aprovechar el momento y poderla destruir.

Karina acude a una casa productora, donde desean que sea la modelo de un nuevo perfume. Allí se encuentra con Joel, con quien tiene un percance que no termina nada bien. Él se ríe de ella y ella opta por marcharse. La sigue y entonces la vuelve a invitar a salir. Ella se niega.

Laura desprecia el amor de Rodrigo, un muchacho que trabaja en las empresas de su tío Braulio, quien le aconseja a su sobrina que corresponda al amor que el muchacho siente por ella pero Laura cree que Rodrigo es poco para ella y en el fondo desea encontrar a un hombre millonario, que le ofrezca la oportunidad de demostrarle a su prima Karina que ella es mejor.

Karina visita a su amiga Romina, con quien comparte sus triunfos y a quien habla maravillas de Laura. La amiga se sincera y asegura a Karina creer que en el fondo Laura le guarda una terrible envidia. Eduarda, madre de Romina, asegura que Laura es mala, y que eso se le ve en la mirada y en la manera en que es con Karina , a la que envidia. Karina prefiere no creen en lo que le dicen las mujeres.

Laura llama a Joel y le pide que se vean. Al hacerlo se le insinúa y él la rechaza confesándole que está interesado en Karina.

Rodrigo habla con Braulio acerca de sus sentimientos hacia Laura. Braulio lamenta que su sobrina no pueda corresponderle pues el muchacho es de su total agrado y confianza. Son interrumpidos por Karina, quien dice a su padre que no hará el comercial del perfume. Braulio explota y le exige que lo haga.

Leonarda discute con Karina, quien no hace más que gritar cuanto odia a su prima. La mujer trata de calmar a su hija, pues teme a que la escuchen y las echen. Laura asegura estar enamorada de Joel Villareal, pero él la desprecia por estar interesado en Karina. 

Joel asegura a Eric que tarde o temprano Karina le corresponderá y que no se ha encaprichado, si no que se ha enamorado perdidamente de ella, aunque sea la hija de uno de los hombres más importantes de la industria de la moda.

El actor Osvaldo Mendiola busca una gran oportunidad, pues solamente ha podido hacer teatro experimental. Su representante, Luis Salazar, feliz le dice que le ha conseguido un casting para hacer un comercial con la famosa modelo Karina Lombardo. Osvaldo cree que por fin ha llegado su oportunidad de reconquistar a la mujer que una vez le robó el corazón.

Mónica se acerca a Rodrigo, en el cuál está interesada mas él sabe que ella no es buena. La mujer se burla de él y le asegura que Laura jamás se fijará en un pelele como él y que está interesada en el nuevo modelo de la empresa: Joel Villarreal.

Karina nuevamente se presenta en los estudios donde se porta fría con Joel, quien la invita a cenar. Se niega rotundamente y él, instintivamente, la besa con pasión. Ella le corresponde y entonces él le pide que le de una sola oportunidad, por lo que cenan y ella de deja claro no creer en el amor. Él confiesa estar interesado en ella por lo que Karina cree que solo se burla de ella. Sale del restaurant sin desear velo. De nuevo él la alcanza en la calle, trata de darle una explicación pero ante la negativa de ella, la besa apasionadamente y le pide que no tema al amor.

Laura busca a Joel en su departamento y solo se encuentra con Eric, quien le cuenta que el modelo se encuentra con Karina . El corazón de Laura se rompe.  Va a con su madre a llorar, asegurando que después de amar a Osvaldo, no ha sentido lo mismo hasta ahora y nuevamente su prima se lo arrebata.

En la casa de moda, Mónica y Romina discuten respecto a la persona de Valeria. Laura aparece y apoya a Mónica asegurando que Valeria controla a los demás con su belleza y por eso siempre se sale con la suya. Romina pregunta a la mujer por qué no confiesa que envidia a su prima. Laura se hace de valor y confiesa que sí, que odia a Karina por sobre todas las cosas.

Osvaldo es contratado para hacer el comercial. Sueña con el momento de volver a ver frente a frente a Karina.

Karina habla con Laura del comercial que hará. Laura trata de manipularla para que no acepte trabajar con Joel. Sin sospechar las intenciones de su prima, le confiesa que Joel se ha enamorado de ello. Eso hace crecer más el odio que Laura siente hacia ella.

Leonarda confiesa a Braulio sentir miedo de su hija, la cuál guarda muchas cosas dentro de sí y un día podría perjudicarlos pero Braulio, que siente un gran afecto hacia Laura, considera que su sobrina solamente no ha podido superar la muerte de su padre, así como Karina no supera la de su madre.

Romina está a punto de confesarle a Karina la revelación de Laura pero ésta se adelanta a asegurar que Romina hace suposiciones para separarlas. Besa a la modelo y después lanza a Romina una mirada de burla. Las tres son interrumpidas por Joel, quien llega a buscar a Karina, causando los celos de la malvada Laura. Cuando los modelos se van, ahora es Romina quien se burla de la envidiosa prima de su amiga.

Joel le pide a Karina que sean amigos al menos y ella asegura no querer darle falsas esperanzas. Joel nuevamente le confiesa su amor y la besa fuertemente.

Laura visita los estudios de grabación del comercial y ahí, después de muchos años, se encuentra con Osvaldo. Los dos se miran con asombro. Ella rompe el hielo y le pregunta qué hace ahí. El se lo dice. Celosa, Laura acude a casa y allí entra en la habitación de Karina, donde le destruye todo su vestuario, siendo descubierta por Adamari, la sirvienta, a quien amenaza jurándole que si dice lo que ha visto, se arrepentirá. Leonarda descubre el desorden y Laura culpa a la sirvienta.

Joel es informado de que el comercial se hará mas pronto de lo imaginado y se lo hace saber a Karina , a quien nuevamente besa.

Eduarda, que gusta de echar las cartas, ve en el futuro de su hija Romina que pronto será participe de una desgracia. Las dos creen que Laura es capaz de cometer cualquier locura.

Karina descubre su ropa rota. Leonarda habla con ella y le jura que ha sido Adamari la que lo arruinó todo. Adamari niega ser la responsable pero al saber Braulio lo sucedido decide echarla de su casa. Karina interfiere por ella por lo que la sirvienta conserva su trabajo.
 Karina recuerda las palabras de Romina y Eduarda por lo que sale en busca de Laura y le exige que le diga porqué le ha roto toda su ropa. Laura llora jurando que ella no fue la responsable pero Karina la acorrala hasta que ésta deja entrever que sí rompió la ropa. Karina la corre de su casa pero Leonarda interviene por lo que la modelo decide que su prima siga viviendo allí, jurándole a la tía que su padre no sabrá la verdad.

Karina se presenta a grabar el comercial y se lleva una sorpresa al encontrarse frente a frente con Osvaldo, quien no hace mas que sentir felicidad por volver a verla.

Braulio sufre un infarto que altera a Leonarda, quien de inmediato llama a una ambulancia. El hombre no pierde la vida a pesar que Laura desea que así sea para que Karina sufra.

Joel no entiende el nerviosismo de Karina y entonces ella le cuenta lo que hace unos años le sucedió para no volver a amar a nadie. Él le promete que con él las cosas serán diferentes. La besa y son vistos por Osvaldo, quien le pregunta si Joel es su nuevo amor. Este entonces se da cuenta de lo que ocurre y asegura ser el prometido de la modelo por lo que le prohíbe a Osvaldo que se le acerque.

Rodrigo descubre que en los negocios de la empresa Laura ha sacado demasiado dinero sin declarar los gastos. Sospecha que ha cometido fraude.

Laura se entera por medio de Leonarda que quizás Braulio no pase de la noche por lo que la malvada muchacha llama a Karina para darle la noticia. Jura que su prima será infeliz por haberse atrevido a correrla de su casa por lo que se adelanta al hospital, donde asfixia a su tio con una almohada mientras le confiesa que ella fue amante de Osvaldo y que también odia a su prima Karina , por lo que él debe morir.

Osvaldo y Joel pelean pues el segundo sabe la verdad del pasado. Osvaldo a segura que Karina es igual que Laura y cuando Joel defiende a Laura, Osvaldo le confiesa que esa chica siempre ha querido lo que posee su prima, incluso a sus hombres y que ellos dos fueron amantes.

El doctor informa a Leonarda de la muerte de Braulio. En ese momento entra Karina , quien escucha la noticia y no puede creer que su padre se haya ido. Desde lo lejos Laura goza del momento.

Luis aconseja a Osvaldo que se olvide de Karina pero el hombre insiste en que no ha podido dejar de amarla y desea recuperarla. Luis le recuerda que Laura puede ser muy peligrosa y entonces el actor cree que debe decirle la verdad a Karina.

Karina sufre por la pérdida de su padre. Es consolada por su tía Leonarda quien le pide que sea fuerte. Laura finge tristeza y asegura que ella lamenta mucho lo que ha pasado ya que amaba a Braulio como a su propio padre. Las tres se abrazan y lloran sin sospechar que Laura solo finge.

Una hermosa recepción se da para el mundo de la moda al que asisten grandes personalidades. Allí Osvaldo y Joel se enteran de la muerte de Braulio Lombardo. Los dos deciden acudir a dar el pésame a Karina, en el funeral, donde Laura se aterroriza al ver a su ex amante. Karina, que no desea pelear con nadie, a los dos los deja consolarla.

Rodrigo le dice a Laura de lo que sabe de los desfalcos que ha hecho en las empresas. Ella trata de seducirlo para hacerlo callar pero ahora es él quien la rechaza. Todo lo ha escuchado Osvaldo, quien la felicita por seguir haciendo de las suyas. Los dos se besan fuertemente y enseguida el la rechaza asegurándole que el besarla solo le recuerda que siempre amó y seguirá amando a Karina, a la cuál nunca le podrá llegar a los talones.

Joel no se separa un solo momento de Karina, quien no desea saber de nada en el mundo. Él la anima para que enfrente la realidad, visitándola. Leonarda aconseja a su sobrina que sea novia de ese buen hombre y cuando descubre que Laura está interesada en él, decide frenar a su hija advirtiéndole que ya no la encubrirá en sus fechorías.

Mónica y Eric hablan de Karina y Joel. Ella siente mucha envidia hacia la modelo y lo único que desea es que sufra.

Joel confiesa su amor a Karina y ella decide dejar atrás el miedo y aceptarlo como novio. Se besan y son descubiertos por Laura, quien jura que eliminará a su prima en cuanto se deshaga de Rodrigo, al que cita en una vieja bodega donde le entregará los documentos que comprueben en qué gastó el dinero. Allí lo asesina a sangre fría empujándolo al vacío desde el último piso.

En las empresas todos lamentan la pérdida de Rodrigo y es entonces que Laura decide que ella llevará las riendas. Se altera cuando aparece Karina, quien alentada por Joel ha decidido abandonar el modelaje para hacerse cargo del legado de su padre. Pide a Laura que le entregue los informes de todas las cuentas y gastos por lo que la mujer se siente en una encrucijada.

Osvaldo se entera de las nuevas y cree que con Karina al poder de lo que ha heredado más le conviene regresar con ella. La busca y le habla de amor hasta el punto de besarla. Son descubiertos por Joel, quien se siente celoso y se enoja con Karina quien trata de explicarle lo que en verdad sucedió. Entonces Joel busca a Osvaldo y le exige que deje de molestar a su chica. Los dos se golpean.

Eduarda visita a Leonarda, quien le muestra recuerdos de Braulio y su esposa. Laura las descubre y se burla de su madre, quien la abofetea. Delante de Eduarda, Laura regresa la bofetada a su madre y le exige que nunca la vuelva a tocar.

Diciembre 2008. Karina descubre que Laura le ha mentido y que ha robado a las empresas por lo que se lo cuenta a Romina, quien le dice lo sucedido entre Leonarda y su prima en su casa por lo que la modelo reclama a su prima todo. Laura trata de excusarte y ante el acorralo de Karina, pierde el juicio y la amenaza con unas tjeras, asustando también a Adamari y Leonarda. Karina no pierde el juicio y le pide a su prima que se marche de su casa.

Leonarda sufre por la madad de su hija y teme a que tome represalias contra Karina.

Entre Mónica y Eric surge un fuerte amor que sellan con un beso. Los dos cuentan a Joel que se han enamorado. Interrumpe Laura, quien con sus maletas pide a Joel que le de asilo pues Karina la ha echado. El hombre le asigna una habitación y Laura pone polvos en su bebida para dormirlo. Se mete en su cama y al otro dia marca a Karina fingiendo una voz, asegurándole que su hombre se encuentra con una mujer. son descubiertos por Karina, quien no puede creer lo que está viendo. Joel trata de defenderse pero Karina no quiere saber más de él y sufre por su engaño. Es entonces que Mónica y Romina le dicen que no es la primera vez que Laura se mete con su hombre, pues fue la amante de Osvaldo por muchos años. Romina le hace ver a su amiga que quizás Joel diga la verdad y Laura les haya tendido una trampa solo para perjudicarla a ella. Acude entonces a Osvaldo, quien no tiene mas remedio que confesarle la verdad.

Laura busca algunas cosas en la mansión Lombardo y es descubierta por Adamari, quien le pide que no se lleve nada, especialmente de la caja fuerte. Laura le provoca a la muchacha un accidente.

La policía encuentra un arete de mujer en el lugar en que murió Rodrigo, por lo que empiezan las averiguaciones.

Karina se enfrenta a Laura a la que exige que le diga la verdad. Laura se revela y confiesa cuanto odia a su prima, a la cual desea ver muerta. A pesar de ello Valeria no quiere denunciarla por el fraude que cometió en las empresas. Joel también advierte a Laura que si no se aleja de él, lo lamentará.

Laura se siente más sola que nunca. Busca a Mónica para pedirle ayuda pero ésta se la niega.

Osvaldo habla con Romina, a quien le dice que está realmente arrepentido de lo que sucedió en el pasado. Ella se da cuenta de que él es sincero y ha cambiado, por lo que lo abraza y le aconseja que comience una nueva vida dándose una nueva oportunidad.

Pasa el tiempo y Laura se entera de que su prima y Joel se casarán, por lo que decide impedir su felicidad por lo que acude a la iglesia, donde Karina y Joel se casan llenos de amor. Al salir del recinto aparece Laura, quien le asegura que jamás será feliz con Joel ni con nadie. Dispara para entonces salir huyendo a refugiarse en un escondite.

Karina es intervenida en un hospital, donde extraen la bala que la penetró. Le dan una mala noticia: La bala la ha dejado paralítica, por lo que tanto ella como Joel sufren.

Leonarda llora amargamente por las fechorías que su hija ha cometido. Solo desea morirse pero Adamari le da fuerzas para que resista.

Romina y Osvaldo, quienes han comenzado una relación, no pueden creer que Karina nunca mas podrá volver a caminar.

Laura goza al saber que se ha salido con la suya y enloqueciendo cree que ahora que Karina no sea nada para nadie, ella resurgirá.

Mario sufre por el estado de Karina, quien asegura tener más fuerzas que nunca y no resignarse a permanecer en una silla de ruedas, si no a intentar de recuperar la fuerza en sus piernas, por lo que la mujer de inmediato se pone en contacto con especialistas que le dan esperanzas para recuperarse.

Mónica se entera de que está embarazada por lo que se lo dice a Eric, quien la besa y le propone que se casen.

Osvaldo entra a trabajar en las empresas Lombardo sustituyendo a Rodrigo. Conoce a Sabrina, una nueva modelo que desea pertenecer a la fila de modelos exclusivas de la empresa. Se impresiona con su belleza.

Joel, quien se hace cargo de las empresas, cree que su esposa puede volver a modelar y le informa que quizás en poco tiempo pueda volver a caminar. La noticia llena de emoción a Karina.

Sumergida en la pobreza, Laura deambula por las calles, robando comida. Accidentalmente se topa con Osvaldo, quien la reconoce, pero ella es astuta y logra huír.

Sabrina es contratada y presentada como la nueva modelo estrella de la empresa, cosa que llena de frustración a Mónica.

Karina habla con Leonarda, quien vive preocupada por el paradero de su hija. Osvaldo aparece para decirles que la vio y que luce muy mal. También informa de la contratación de la nueva modelo estrella para la nueva colección.  Karina siente un fuerte golpe en el corazón, pues alguien llena su lugar ahora.

Cuando Sabrina conoce a Joel, los dos se reconocen. Ella le pide que recuerde lo que tuvieron en un pasado y se olvide de su mujer la cual no es mas que una inválida. Joel le exige a la mujer que guarde su distancia o se verá obligado a deshacer el contrato que le han hecho. Ella entonces le confiesa que tiene un hijo suyo y que tiene que reconocerlo.

Mónica no está dispuesta a dejarle el camino libre a Sabrina y les dice a Eric y Romina que hablará con Karina para convencerla.

Laura ronda la mansión Lombardo, en la que entra sin que nadie se percate de ello. Allí trata de matar a su prima pero es descubierta por Leonarda, quien trata de detenerla. Es así que accidentalmente Laura empuja a su madre y le arranca la vida, pues la mujer se golpea fuertemente en la cabeza. Huye, dejando a Karina sola sin poder hacer nada por lo que se obliga, logrando así dar unos pasos y tomar el teléfono. Le llama a a Joel para decirle lo que ha sucedido.

Sabrina coquetea con Osvaldo. Lo besa y son descubiertos por Romina, quien de los cabellos arrastra a la modelo por el lugar y la cachetea asegurándole que si intenta acercarse nuevamente a su esposo, lo lamentará.

Nuevamente Karina sufre por la pérdida de un ser querido. Declara que fue su prima Laura quien quiso atacarla y arrancó la vida de Leonarda. Llora amargamente y se aferra a su marido, a quien mas tarde dice que mientras intentó ayudar a su tia, pudo caminar.

Osvaldo busca a Sabrina y ambos hacen el amor salvajemente.

Eduarda aconseja a Romina que cuide de su marido y hablan de lo que Laura le ha hecho a su madre. Romina teme que la próxima víctima de Laura sea Karina.

Karina acude al médico, quien le dice que ha recuperado el movimiento por lo que la mujer se siente feliz y dispuesta a volver a caminar. Llora de felicidad y Joel la besa fuertemente.

Eric le confiesa a Mónica que Sabrina se encuentra en el país por una simple razón: Vengarse de Joel por lo sucedido entre ellos en el pasado.

Romina descubre nuevamente a Sabrina coqueteando con su marido, le advierte que si no deja el trabajo que ahora tiene, se arrepentirá, pero Romina no cree en las amenazas de Romina. Mónica entonces toma cartas en el asunto y la abofetea. Le jura que su vida en la empresa será un infierno si no se marcha. Sabrina esta vez se asusta al saber que tiene dos enemigas poderosas.

Joel y Karina cenan en un lujoso restaurante para festejar que ella podrá volver a caminar. Karina se alarma al ver por una de las ventanas a su prima Laura, la cuál huye al ser descubierta.

Mónica, Romina y Eric creen que Sabrina causará problemas en la empresa por lo que creen que deben despedirla. Deciden hablar con Osvaldo, quienintercede pro la modelo pero al saberse presionado promete que la despedirá.

Sabrina se presenta ante Karina para decirle su pasado con Joel. Se lleva una sorpresa cuando Karina le dice estar enterada de todo y amar por sobre todas las cosas a Joel Villareal.

Laura huye de la policía y tiene que estar oculta. Cree que quizás le queda poco tiempo para eliminar a su prima. Se contacta con Luis, a quien le pide que la ayude pero el hombre se niega rotundamente.

Joel ha hecho las paces con Osvaldo, quien agradece que puedan ser amigos.

Karina comienza a caminar y un día visita la empresa, sorprendiendo a todos. Romina, maravillada, la felicita.

Sabrina cree que haber regresado a vengarse de nada nunca tuvo caso por lo que considera regresar al extranjero al lado del hijo que nunca tuvo, pues decidió abortarlo al saberse abandonada por Joel.

Mónica y Eric le proponen a Joel que vuelva a modelar aunque esté al frente de las empresas Lombardo. El hombre trata de resistirse pero finalmente acepta.

Sabrina fornica con Osvaldo, al que besa apasionadamente. Lo deja en el hotel y ella, en seguida, se dirige al aeropuerto, donde toma un avión que la lleve de regreso a su vida habitual.

Karina regresa a las empresas para asisitir al desfile de modas de la nueva colección y confirmar su participación en la semana de la moda en nueva york, donde le ofrecen modelar para los mejores diseñadores. No acepta, pues teme a que no pueda hacerlo. Joel trata de convencerla y le recuerda que no debe temer al amor, ni siquiera a su amor por el modelaje.

Joel modela la nueva colección Lombardo. Karina asiste a apoyarlo y allí se enteran de que Sabrina se ha marchado por lo que todos creen que es Karina la que debe modelar los nuevos diseños de su empresa.  No tiene mas remedio que aceptar, causando gran expectación entre la gente, que le aplaude de pie por su regreso al mundo del modelaje, causándole una emoción que la lleva hasta las lágrimas.

Osvaldo cree que no puede olvidarse del teatro ni de Sabrina por lo que decide dejar las empresas Lombardo y ofrece su puesto a Romina, quien lo acepta.

Laura acude a la mansión Lombardo para terminar con la vida de Karina , a la que persigue por toda la casa con un cuchillo para matarla, hasta que logra atraparla y la golpea. Ambas forcejean por lo que en accidentalmente Laura se clava el cuchillo destinado para matar a su prima, quien llama por teléfono a la policía. Laura es llevada al hospital, donde muere frente a Karina, quien la visita y a quien grita cuanto la odia.

Tiempo después Joel y Karina se alistan para ir a Nueva York, a la semana de la moda, donde ella hace su retorno a las pasarelas internacionales, cerrándolo ella acompañada de su marido, Joel. Los dos se dan un fuerte beso de amor, dándose cuenta de que en verdad el amor llegó después.








FIN





© EL AMOR LLEGÓ DESPUÉS DR. 2008
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su cipia y reproducción parcial y/o total
así como su contenido con fines de lucro.
(R) 1997 (P) 2008




No hay comentarios:

Publicar un comentario